jueves, 18 de septiembre de 2014

Criterios de corrección para la P.A.U.

Como anuncié en clase, nos ha llegado la Concreción de los criterios de corrección de Historia de la filosofía en la P.A.U. en la provincia de Huelva, criterios que serán los que tendrá en cuenta el profesorado que corrija en nuestra provincia los exámenes de junio y septiembre de 2015.
No añaden nada demasiado novedoso a la información que proporcioné en las Sugerencias para la confección de las respuestas que tenéis entre el material entregado el primer día de clase, pero conviene tenerlo muy en cuenta, y en general lo seguiremos a lo largo del curso.

ENLACE AL DOCUMENTO.

Textos para Selectividad (línea ontoepistémica)

Aquí tenéis, estimado alumnado de 2º de Bachillerato de Adultos, los textos con los que vamos atrabajar este curso en clase y que servirán además para prepararos la prueba de Selectividad, para que los veáis, escrutéis, analicéis o descarguéis. 
Recordad que todos ellos figuran ya en libros como Cuatro filósofos, por lo que no os harán falta si, como recomendé, os habéis hecho con alguno de los manuales complementarios. 
No han cambiado respecto de los del año pasado, de modo que, si lamentablemente repetís el curso, os valen los del anterior.

Lo que hay que enseñar


En la película Lugares comunes, de Adolfo Aristaráin, un viejo profesor al que jubilan a su pesar (el siempre soberbio Federico Luppi) se dirige a sus alumnos, futuros profesores, en su última clase. Les dice qué importa enseñar y qué es precindible, a lo que deben aspirar y lo que deben evitar.
Hay varias ideas cruciales en estos impagables dos minutos: toda verdad es relativa, no hay que adoctrinar, la lucidez es a menudo dolorosa... Todo el discurso es un compendio de cuanto puede decirse de la filosofía y de sus aspiraciones, de la irrenunciable necesidad de encontrar un pensamiento propio y del precio que a veces hay que pagar -como lo ha pagado el protagonista- por alcanzarlo.

jueves, 11 de septiembre de 2014

MANIFIESTO


Los lugares de encuentro, las ágoras contemporáneas, no están ya sobre las baldosas ni en amables rincones floridos. Pero aspiran a ser igualmente -o a parecerlo, que acaso aquí no haya diferencia- espacios gratos y apacibles, incitadores de la reflexión y amigos del desahogo.



Ars longa, vita brevis es una célebre expresión latina que recoge otra griega atribuida a Hipócrates, el padre de la medicina. Su interpretación más corriente es que cualquier arte (entendido aquí como conocimiento o ciencia) es muy arduo y difícil de adquirir, en comparación con la brevedad de la vida humana. Algo así como "¡Hay tanto por saber, y vivimos tan poco!"

Ars longa, secundaria brevis es un desenfadado pero intencionado recordatorio de que todos tenemos mucho por hacer en estos cursos de la enseñanza secundaria (obligatoria y postobligatoria), de que las tareas por delante son inmensos y fascinantes desafíos, y de que no tenemos tanto tiempo como para permitirnos el lujo de perderlo.