lunes, 12 de marzo de 2012

COSMOS: Un modelo (o dos) de cómo se hace ciencia

Os ofrezco un regalo. Sí, sí, ya sé que quizás no se aprecie o valore lo suficiente, pero lo es.
En 1980 se produjo una de las series documentales más aclamadas de todos los tiempos, COSMOS, hecha por el brillante astrofísico y entrañable divulgador (¡uy, otro ejemplo de "tercera cultura" desde el campo de la ciencia!) CARL SAGAN. La serie está formada por trece capítulos que no tienen desperdicio, y aquellos de vosotros con un ápice de curiosidad haríais bien en buscarla.
Pues bien, en el capítulo tercero, titulado La armonía de los mundos, Sagan nos ofrece una recreación de la vida y obra de Johannes Kepler (siglos XVI y XVII), que supone todo un modelo de pasión por el conocimiento y de paciente búsqueda de la verdad. Además, se aprecian bien las conexiones entre ciencia y sociedad, y cómo aquélla está marcada por el momento histórico, conflictos religiosos o disputas políticas. De propina, Sagan hace un fácil y certero diagnóstico de una de las pseudociencias (o sea, supercherías) más populares, la astrología, mostrando sus nulos fundamentos. (Sagan, junto con otros divulgadores como Martin Gardner o Isaac Asimov, fue uno de los promotores del legendario Skeptical Inquirer, revista americana de divulgación del pensamiento crítico).

Aunque la voz del doblador habitual de Sagan es antológica, para nuestro abundante alumnado bilingüe [:)] seguramente sea preferible la versión original (subtitulada), que encontraréis en este enlace.

No hay comentarios: