domingo, 11 de septiembre de 2011

MANIFIESTO



Los lugares de encuentro, las ágoras contemporáneas, no están ya sobre las baldosas ni en amables rincones floridos. Pero aspiran a ser igualmente -o a parecerlo, que acaso aquí no haya diferencia- espacios gratos y apacibles, incitadores de la reflexión y amigos del desahogo.


Ars longa, vita brevis es una célebre expresión latina que recoge otra griega atribuida a Hipócrates, el padre de la medicina. Su interpretación más corriente es que cualquier arte (entendido aquí como conocimiento o ciencia) es muy arduo y difícil de adquirir, en comparación con la brevedad de la vida humana. Algo así como "¡Hay tanto por saber, y vivimos tan poco!"
Ars longa, secundaria brevis es un desenfadado pero intencionado recordatorio de que todos tenemos mucho por hacer en estos cursos de la enseñanza secundaria (obligatoria y postobligatoria), de que las tareas por delante son inmensos y fascinantes desafíos, y de que no tenemos tanto tiempo como para permitirnos el lujo de perderlo.

No hay comentarios: